22.2.18

frases de “Las horas más oscuras”



Estamos en guerra, señor Presidente. En guerra. Y dejando a un lado, si es apto para ser líder en tiempos de paz, se ha mostrado incapaz de dirigirnos en tiempos de guerra.

-¿Dónde está Winston?
-Asegurándose de que sus huellas no estén en el arma homicida.

-Bueno, caballeros, sólo hay un candidato. Sólo hay un hombre que aceptará la oposición.
-No. Seguro que no.
-No, no, no. No. Esto es totalmente absurdo.

Prepárate para escribir rápido, ráfagas cortas y a doble espacio. ¡Odia el espacio sencillo, lo odia!

Anoche dijeron que hoy me harían Primer Ministro. Pero eso fue ayer. Veamos qué pasa hoy.

-¿Querido? ¿Puedo decirte algo que creo que deberías saber? He notado un reciente deterioro en tu comportamiento. No eres tan amable como antes. Te has vuelto rudo, sarcástico, autoritario y grosero.
-¿Es por la chica nueva?
-Si el Rey te pide que seas Primer Ministro...
-No lo sabemos con seguridad.
-No quiero que te disguste.
-¿Más de lo que ya estoy?
-Querido… estás al borde de tener un tremendo poder, superado sólo por el del Rey. Y con tanto poder debes tratar de ser más amable. Y si es posible, calmado. Quiero que otros te amen y respeten como yo.

Telegrama para el señor Churchill.

-Estás temblando.
-Tú, igual.
-Tú por emoción. Yo por terror.
-Has querido esto toda tu vida adulta.
-No. Desde la guardería. ¿Pero el público me querrá?

Voy a conseguir el trabajo sólo porque el barco se hunde. No es un regalo; es venganza.

-Déjales ver tus verdaderas cualidades. Tu valor.
-Mi pobre juicio.
-Tu falta de vanidad.
-Mi voluntad de hierro.
-Tu sentido del humor. Ahora vete.
-¿Irse?
-Sé.
-¿Ser qué?
-Sé tú mismo.



Uno debería haber tenido poder cuando era joven. Cuando el ingenio era agudo, con tendones fuertes.

Cuando la juventud se va, quizás la sabiduría sea suficiente.

Nunca he hecho fila por el pan. Creo que puedo hervir un huevo pero sólo porque lo he visto hacer.

¿Por qué no Halifax? Yo estoy a favor de Halifax. Yo quería a Halifax. Los Lores querían a Halifax. Tal vez Halifax quería a Halifax. Entonces, ¿por qué me han forzado para enviar por Churchill?

Su expediente es una letanía de catástrofe. Gallipoli, 25 mil muertos. La política de la India. La guerra civil rusa. El Patrón Oro. La Abdicación. Y ahora… esta “aventura” de Noruega. ¿Cuánto fue? ¿Mil ochocientos hombres?

-Winston carece de juicio.
-Tenía razón sobre Hitler.
-Bueno, incluso un reloj parado acierta dos veces al día.

-Señor Churchill, creo que sabe por qué le he pedido que venga hoy.
-Señor, simplemente no puedo imaginar el por qué.

-Creo que debemos reunirnos regularmente. Una vez a la semana, me temo.
-¿Qué tal...? ¿Qué tal los lunes?
-Intentaré estar disponible los lunes.
-¿A las cuatro en punto?
-Duermo la siesta a las cuatro.
-¿Eso es... permitido?
-No. Pero es necesario. Trabajo hasta tarde.

Señor Churchill, bienvenido al número diez.

-Sólo tiene que verlo una vez a la semana.
-Bueno, eso es como decir que sólo te tienen que sacar el diente una vez a la semana.

-Escuché que, antes de que le preguntaran, se lo ofrecieron a Lord Halifax.
-Lo dudo mucho. Halifax nunca lo rechazaría. Es el cuarto hijo de un Conde. Los cuartos hijos no rechazan nada.

-Ojalá la posición hubiera llegado en mejores tiempos, señor. Tiene una tarea enorme por delante. Espero que no sea demasiado tarde.
-Me temo que lo es. Pero sólo podemos dar lo mejor de nosotros mismos.



-Algunos de ustedes quizás no sepan que en la víspera de nuestro matrimonio me arrepentí. Pero como ya había cancelado dos compromisos a los 21 años, corría el peligro de ganar una reputación de ser una mala elección. Hubiera sido algo malo cancelar a un tercero.
-Sí, sí.
-Suerte para papá.
-La verdadera razón de mis dudas era que lo sabía, aún entonces, que su prioridad sería la vida pública. Pero eso preocupaba mucho a una jovencita con el pensamiento de la eternidad en segundo lugar. Pero así ha demostrado ser. Y a su debido tiempo, nuestros hijos tendrían que hacer las paces con este mismo hecho.

Les presento, a su padre, mi amado esposo... al Primer Ministro.

-Nadie puede cruzar el Mosa en 24 horas.
-Bueno, aparentemente los alemanes pueden.

¿Señorita? ¡Voy a salir en un estado natural!

No tengo nada que ofrecer sino sangre, trabajo duro, lágrimas y sudor. Tenemos ante nosotros una prueba del tipo más grave. Tenemos ante nosotros muchos, muchos largos meses de lucha y de sufrimiento. Preguntarán: ¿cuál es nuestra política? Digo que es el hacer la guerra por mar, tierra y aire, con toda nuestra fuerza y con todas las fuerzas que Dios pueda darnos, para librar una guerra contra una tiranía monstruosa, nunca superada en la oscuridad y del lamentable catálogo de crímenes humanos. Ésa es nuestra política. Se preguntarán: ¿cuál es nuestro objetivo? Puedo responder en una palabra. Victoria. Victoria a toda costa. Victoria a pesar del terror. Victoria, por muy largo y duro que sea el camino. Porque sin victoria no puede haber supervivencia.

¡Dios mío! Es incapaz de pronunciar la palabra “paz” y mucho menos entrar en negociaciones.

Terrible, la idea de que nunca podré ver a mi país en paz de nuevo. Tengo cáncer.

Ésta no es la última guerra, señor.

-Sus tanques pueden detenerse por combustible en una estación de servicio.
-¿En una estación de servicio?
-El camino hacia París está abierto ahora.

-Siete millones de refugiados están en movimiento. Colectivamente, estaremos viendo el colapso de Europa Occidental en los próximos días.
-¿Debería decírselo al público?
-Todavía no. Primero, debemos despertar a nuestros viejos amigos a una resistencia heroica. Francia debe salvarse.

-Dígame cómo planea contraatacar.
-No hay ningún plan.
-Bueno, deben de contraatacar. Tiene que hacerlo. Deben de… ¡contratacar! ¡Se debe hacer!

-No. Me niego a ver esta espectacular incursión de tanques alemanes como una verdadera invasión.
-Delira. Totalmente, delira.



Es un actor. Enamorado del sonido de su propia voz. Me encantaría escucharlo. Pero nunca debemos seguir su consejo.

Tiene cien ideas al día. Cuatro de ellas son buenas. Las otras 96 son totalmente peligrosas.

-Su padre era igual. Gran orador, pero... hasta que perdió la cabeza por la sífilis.
-¡Cómo sufren las naciones por los pecados de sus padres!

¿Mi opinión? En esta coyuntura crítica para el Imperio, tenemos a un borracho al mando. Se despierta con un whisky, botella de champán para el almuerzo, otra en la cena, brandy y oporto hasta la madrugada... No le prestaría ni mi bicicleta.

Debemos luchar por la paz. Para que cada hijo e hija de esta tierra pueda salir de esta crisis con algo reconocible como hogar.

-Está sugiriendo que de alguna manera estamos ganando. No lo hacemos.
-No. Pero les inspirará.
-Winston, lo sé...
-Anthony, Anthony... voy a imbuirlos con un espíritu de sensaciones que aún no saben que tienen.

-No me atrevo a escribir otro cheque.
-Bueno, economizaré. Sólo cuatro cigarros al día.

-Te veo ahora como te vi por primera vez... en 1904... y simplemente me quedé sin palabras.
-Bueno, debo haber sido muy hermosa para lograr ese efecto milagroso.

-¿Somos muy viejos?
-Sí. Me temo que tú sí.

-Durante los últimos diez años fui el único que les dije la verdad. Hasta esta noche. No hay avance. Es un caos. Estamos en retirada total.
-Pero… ¿estarías sirviéndoles esta noche, negándoles su sueño y aterrorizando a sus hijos?
-¿Aunque el terror se aproxime?
-Porque el terror se acerca. Hay tiempo suficiente para la verdad.

-¿Cuántos de nuestros hombres están atrapados?
-Todos ellos.

-General, ¿me está diciendo que habremos perdido a toda la armada británica en los próximos días?
-Eso es correcto.

-Dile a Nicholson que es de la mayor importancia para esta isla que que su guarnición atraiga a los tanques del enemigo y artillería y bombarderos lejos de Dunkerque. Atraiga su ira y bueno, y para seguir luchando... si es necesario... si es necesario hasta la destrucción de su comando.
-Es un suicidio.
-Lo único que hay que hacer es mostrar a ese maníaco que no puede conquistar esta isla. Y por eso, necesitamos un ejército. General, dígale al Brigadier Nicholson que los alemanes no deben llegar al mar. ¡No antes de que saquemos a nuestros chicos de esa maldita playa! Asumo toda la responsabilidad.
-¿De verdad?
-¡De verdad! ¡Sí! ¡Señor! ¡Es la razón por la que me siento en esta silla!

Somos una nación marítima. Lo hemos sido desde la Edad de Bronce. El Canal es nuestro. Es nuestro foso, nuestra almáciga. Y el alemán no reconoce una extensión de agua... ¡más grande que un maldito lago!

-Quiero que ordenes un despliegue de barcos.
-¿Barcos?
-Sí. Barcos civiles. Tantos como puedas conseguir.

Ayúdame a organizar esto, Bertie. Al menos debemos intentar traer a algunos de nuestros chicos a casa.

-¿Cómo se las arregla para beber durante el día?
-Práctica.

Mis emociones son desenfrenadas. Algo salvaje. En la sangre. Que comparto con mi padre. Y mi madre también. Nos falta... el don de la templanza.

Mi madre era glamorosa. Pero tal vez demasiado amada. Mi padre era como Dios. Ocupado en otra parte.

El peligro mortal aquí es esta fantasía romántica de luchar hasta el final. ¿Qué es “el final” si no la destrucción de todas las cosas? No hay nada heroico en caer luchando si se puede evitar. Nada ni siquiera remotamente patriótico en la muerte o la gloria. Si las probabilidades están firmemente en lo primero. No hay nada de vergonzoso en tratar de acortar una guerra que claramente estamos perdiendo.
-¿Perdiendo? Europa sigue estando...
-Europa está perdida.



¿Cuándo aprenderemos la lección? ¿Cuándo se aprenderá la lección? ¿Cuántos dictadores más deben ser cortejados?

No puedes razonar con un tigre... ¡cuando tu cabeza está en su hocico!

¿Gallipoli no fue suficiente para ti?

Cada hora que siguen existiendo es de gran ayuda a nuestras fuerzas en Dunkerque. Tengo la mejor... posible admiración por su espléndida posición. Su evacuación, sin embargo, no tendrá lugar. Repito: no tendrá lugar.

Nuestra única esperanza en Dunkerque es una densa cobertura de nubes, para frustrar estos ataques. Pero el cielo permanece despejado. Y aun así, me han dicho que necesitaremos un milagro para sacar al 10% de nuestros hombres.

-¿Cuánto tiempo tienen si no los rescatamos?
-Uno. Tal vez... dos días.

Ese cabo... No... Ese niño... monstruo de maldad... carnicero... ese salvaje... Salvaje monstruoso... ¡pintor de casas!

-Las palabras correctas no vendrán.
-Vendrán, señor. Nadie podría juntar palabras como usted.

-Querido, tienes todo el peso del mundo sobre tus hombros.
-Yo...
-No. Lo sé, lo sé. Pero estas batallas internas te han entrenado para este mismo momento. Eres fuerte porque eres imperfecto. Eres sabio porque tienes dudas. Ahora. ¿Lo dejo pasar?
-¿A quién?
-Al Rey.
-¿Qué Rey? ¿Nuestro Rey?
-Bueno… si no es él, es una imitación maravillosa.

Las naciones que caen luchando vuelven a levantarse. Y aquellas que se rinden mansamente, están acabadas.

-¿Bélgica?
-Desplomada.
-¿Noruega?
-Holanda. Francia a cualquier hora.
-¿Y el estado de ánimo del Parlamento?
-Miedo, pánico.
-¿Y usted? ¿No tiene miedo?
-Lo tengo y terriblemente.

-Cuenta con mi apoyo.
-¿Su Majestad?
-Cuenta con mi apoyo. Confieso, que yo... tenía algunas reservas sobre usted al principio, pero... mientras algunos en este país temían su designación, ninguno tanto como Adolf Hitler. Quien pueda infundir miedo en ese corazón bruto es digno de toda nuestra confianza. Trabajaremos juntos. Tendrá mi apoyo en cualquier momento. Golpee a los bastardos.

Una vez me dio un consejo. Quizá pueda yo darle algo ahora. Acérquese a la gente. Deje que lo instruyan. Silenciosamente. Normalmente lo hacen. Pero dígales la verdad. Sin revelarla. Si la invasión fuera inminente, sí nuestras tropas en Francia se perdieran, deben de estar preparados.

-En ciertos asuntos... tengo muy pocas personas con las que puedo hablar. Francamente.
-¿Quizás ahora nos tengamos el uno al otro?
-¿Y ya no lo asusto?
-Un poco. Pero puedo sobrellevarlo.

Hemos perdido al Primer Ministro.

-¿Cómo llego a Westminster?
-¿Westminster? La Línea del Distrito Este. Una parada.
-Línea del Distrito Este. Una parada. Bueno, eso no suena tan difícil.
-No, señor.
-Gracias.
-Gracias a usted, señor.

Así que... ¡esto es el subterráneo!

¿Alguien tiene un fosforo?

¿Qué están mirando todos ustedes? ¿Nunca han visto a un Primer Ministro viajar en el subterráneo antes?

-Se parece a ti.
-Señora, todos los bebés se parecen a mí.

Quizá puedan darme una respuesta. De ustedes... El pueblo británico. ¿Cuál es su estado de ánimo? ¿Es de confianza?

-Sí. Ahora déjenme preguntarles esto: si lo peor fuera a pasar y el enemigo apareciera en estas calles de aquí arriba... ¿qué harían?
-Pelear. Pelear contra los fascistas.
-¡Pelearemos contra ellos con todo lo que podamos!
-¡Palos de escoba si es necesario!
-¡Calle por calle!
-¡Nunca tomaran Piccadilly!

-Y si les digo que quizás... si es que lo preguntamos amablemente por condiciones muy favorables del señor Hitler… ¿aceptarían un trato de paz con él ahora mismo? ¿Qué me dirían a eso?
-¡Nunca!
-¡Nunca!
-¡Nunca!
-¿Nunca?
-Nunca.
-¿Nunca se darían por vencido?
-No. Nunca.

-A todos los hombres de esta tierra de la muerte, lleguen pronto o tarde. Y cómo puede un hombre morir mejor que enfrentándose a las temibles probabilidades. Por las cenizas...
-…por las cenizas de su padre y los templos de sus Dioses.



Westminster. Ésta es mi parada.

En este mismo momento, el Gabinete de Guerra está redactando documentos que establecen nuestra voluntad para entrar en conversaciones de paz con Herr Hitler, a través de su lacayo, Mussolini. He pensado cuidadosamente, en estos últimos días, si eso era parte de mi deber... el considerar la posibilidad de entablar negociaciones con... con ese sujeto. Pero entonces yo hablé con Oliver Wilson. La señora Jessie Sutton... la señora Abigail Walker... Marcus Peters, Maurice Baker, Alice Simpson y la señorita Margaret Jerome... valientes, buenos y verdaderos ciudadanos de este Reino. Y rebatieron fuertemente que era ocioso creer que, sí tratábamos de hacer las paces ahora, íbamos a conseguir mejores condiciones que si nos opusiéramos a ello. Los alemanes, sentía el señor Baker, exigirían, en nombre del desarme, nuestras bases navales y más.
Y creo que tiene razón. Jessie Sutton, ha hablado por muchos que creen que entonces nos convertiríamos en un estado de esclavos, un Gobierno Británico que sería la marioneta de Hitler. Un Gobierno establecido bajo Mosley o alguna de esas personas.
-¡No!
-Y me uní a ellos para hacerles otra pregunta, una pregunta que ahora les hago a ustedes: ¿dónde vamos a acabar al final de todo esto?

-Vengo a ustedes para saber qué piensan en esta hora tan grave. Verán, me lo señalaron mis nuevos amigos que incluso podrían levantarse y derribarme si por un momento contemplara parlamentar o rendirnos. ¿Estaban equivocados?
-¡No!
-¡No!
-¿Estaban equivocados?
-¡No!
-¿Estaban equivocados?
-¡No!
-Gracias, gracias. Entonces los he oído. Entonces los he oído. Parece ser su voluntad, también, que si esta larga historia de nuestra isla se acabe por fin, entonces que termine sólo cuando cada uno de nosotros... ¡yazca ahogado en su propia sangre sobre la tierra!

No hay duda de que si vacilamos en el liderazgo de la nación, deberíamos ser expulsados de la oficina.

No habrá tal paz negociada. Y cada uno debe decidir ahora, lo que crea conveniente.

Observo que nunca ha habido un período, en todos estos largos siglos de los que presumimos, cuando una garantía absoluta contra la invasión se le pueda dar a nuestro pueblo. Tengo plena confianza en mí mismo, que si todos cumplen con su deber, si nada es descuidado y se hacen los mejores arreglos, ya que se están haciendo, volveremos a demostrar que somos capaces de defender a nuestra isla para superar la tormenta de la guerra y para sobrevivir a la amenaza de la tiranía... Si es necesario durante años. Si es necesario, solos. En cualquier caso, eso es lo que vamos a intentar hacer.

Aunque grandes extensiones de Europa y muchos Estados antiguos y famosos hayan caído o puedan caer ante el control de la Gestapo y todo el odioso aparato del Régimen Nazi, no flaquearemos, ni fracasaremos. ¡Seguiremos hasta el final! Lucharemos en Francia... lucharemos en los mares y los océanos, lucharemos con creciente confianza y fuerza en el aire, defenderemos a nuestra isla, cueste lo que cueste. Lucharemos en las playas, lucharemos en las pistas de aterrizaje, lucharemos en los campos y en las calles, lucharemos en las colinas. ¡Y nunca nos daremos por vencidos!

-¿Cambió de opinión?
-Aquellos que nunca cambian de opinión, nunca cambiarán nada.
-¿Qué acaba de pasar?
-Movilizó a la lengua inglesa y la envió a la batalla.

“El éxito no es el final. El fracaso no es fatal. Es el coraje para continuar lo que cuenta”.
Winston Churchill

21.2.18

cuando el hombre frente al timón titubeó


LAS HORAS MÁS OSCURAS
data: http://www.imdb.com/title/tt4555426

Hace unos días, decíamos en este blog que “The Post” (http://libretachatarra.blogspot.com.ar/2018/02/cuando-creiamos-en-los-periodistas.html) complementaba a “Todos los hombres del Presidente”. “Las horas más oscuras” hace lo propio con “Dunkerque” (https://libretachatarra.blogspot.com.ar/2017/08/tres-elementos-en-tres-tiempos.html). Es un buen ejercicio para ver lo que pasaba en casa, mientras el ejército británico estaba atrapado entre el mar y el ejército nazi. Y es un buen ejercicio para entender que la historia no se conforma homogénea y linealmente, sino que es una dinámica de contramarchas de egos, azar, voluntades y torpezas. El hombre providencial, en el momento justo, titubeó. Y ante el coro de expertos que recomendaba ceder, el hombre escuchó la voz de su pueblo y tomó la decisión que lo ubicó en la historia grande de la humanidad.

Habíamos visto otras películas sobre Winston Churchill: dos telefilmes de HBO, con Brendan Gleeson (http://www.imdb.com/title/tt0992993) y con Albert Finney (http://www.imdb.com/title/tt0314097) y una más reciente con Brian Cox (http://www.imdb.com/title/tt2674454). Nos parecieron más acertadas, desde el punto de vista del guion, que esta versión de Joe Wright con libro de Anthony McCarten. Lo que sí supera a las anteriores, es la encarnación que Gary Oldman hace del Primer Ministro británico. Y eso no desmerece las muy buenas actuaciones de los actores antes citados sino que remarca el excepcional trabajo de Oldman. Literalmente, Oldman se pierde en el personaje. Y ése es el mejor elogio que podemos hacerle a un actor: no reconocerlo.



“Las horas más oscuras” describen un momento específico de la Segunda Guerra Mundial: los días que van desde la asunción de Winston Churchill como Primer Ministro (relevando a Chamberlain) y su decisión de resistir y no iniciar tratativas de paz con las potencias del Eje. Churchill, fuertemente cuestionado por el establishment, enfrenta dos problemas cruciales: las tropas británicas están a punto de ser exterminadas en Dunkerque; Hitler se campea por Europa y amenaza invadir Gran Bretaña. Como líder, Churchill debe decidir entre resistir o buscar un tratado de paz. Y ésa es la principal disyuntiva dramática del filme: una guerra que puede llevar al exterminio o una paz humillante que asegure la existencia.

Lo notable de la película es que describe las distintas posturas políticas, las agachadas, las actitudes ruines, la vocación de servicio de los actores de esos años. Nos queda claro que nunca las cosas son luminosas, incontrovertibles, indudables. Churchill tiene una foja de servicios desastrosa, con Galípoli como la cereza del postre, con miles de muertos. Es un tipo depresivo, alcohólico, temperamental. Con la mano en el corazón, parecía no tener el perfil adecuado para estar en ese puesto, en ese momento. Pensemos qué dirían hoy los medios de comunicación a un líder con ese currículum, qué chances le darían de poder llevar a cabo su tarea.



Del otro lado, políticos profesionales con una versión pacifista de la historia, intelectuales brillantes y estables. Pero con una cosmovisión de la coyuntura equivocada. No podían salir de su matriz mental. Su compresión de la realidad los llevó hasta ahí, con un Hitler tanteando límites y violándolos, uno a uno. Pero aunque la evidencia muestra que la política llevada hasta entonces fue errada, la dirigencia continúa pensando de la misma forma. Los enemigos políticos de Churchill creen, patrióticamente, que lo mejor para la Gran Bretaña es firmar un humillante tratado de paz con Hitler y Mussolini. Ahí hay un punto de reflexión: la visión iluminada de una elite incapacitada de percibir sus fracasos.

Lo que rompe esa disyuntiva es, paradójicamente, el contacto de Churchill con los exponentes más llanos de la sociedad. La memorable escena del Primer Ministro en el vagón del subte (anécdota que algunos estiman cierta) es una buena metáfora de lo que es ser un líder político: el representante de un colectivo al que hay que escuchar y no subestimar, más aún, cuanto más grave sea la hora. Al fin y al cabo, parece ser la lección, si estamos acá es por ellos que están allá y van a afrontar las decisiones que tomemos.



Hay otra idea en el filme en la que vale pensar. El poder de las palabras para provocar una acción. Cerca del final, cuando un grupo de parlamentarios está por asestar el golpe por la espalda a Churchill, éste, con un discurso, da vuelta la jornada. “¿Qué acaba de pasar?” pregunta uno de los derrotados. “Movilizó a la lengua inglesa y la envió a la batalla” contesta, aún atónito, el otro. Algún profesor de retórica supo indicarme que un discurso busca provocar en el otro, un cambio de actitud. Lograr con las palabras que el que escucha actúe como uno quiere. Esa magia, aún en estos días de redes sociales e imagen mediática, se mantiene en vigencia.

Si “Las horas más oscuras” logra llamar la atención del espectador, no es por su originalidad para plantear la historia. El relato es lineal. No hay grandes hallazgos. Pero brilla porque la historia de base es tan fuerte que supera el poco esfuerzo para llevarla a la pantalla. Por eso podemos recomendarla, aunque no sea una gran película desde lo cinematográfico. Vale por lo que cuenta; no por cómo lo cuenta.

Mañana, las mejores frases.

20.2.18

lagom

(…)

Al mirar el mundo hoy, lo que sobran son problemas y conflictos. Especialmente en los países desarrollados. Sin ser perfecta, ni mucho menos, hay una cultura que parecería tener una fórmula algo más adecuada para alcanzar una buena calidad de vida en el siglo XXI: la nórdica. Dinamarca, Suecia, Finlandia y Noruega se ubican en general entre los diez primeros países en muchos rankings. Desde los que miden la felicidad de los ciudadanos o la calidad de la educación hasta los que evalúan la equidad en la distribución de los ingresos.

Los suecos acuñaron un término que revela su secreto: lagom. Esta palabra define su cultura. Y no tiene una definición exacta. Pero sí se acerca a la idea de lo adecuado, lo que resulta suficiente, lo moderado, lo que es equitativo. "Ni poco ni mucho, lo justo". Aquello que, sin ser lo mejor ni lo más caro, es suficientemente bueno. Incluso no hay un único lagom, dado que las distintas personas pueden tener diferentes visiones sobre cuánto es mucho o poco. Lo que hay es una concepción lagom que abarca desde la manera de alimentarse hasta la de cuidar la salud, usar el dinero, trabajar, consumir, descansar, respetar la naturaleza y decorar sus casas. La reconocida tienda IKEA, de origen sueco, que ha hecho del diseño accesible un mantra de su propuesta de valor, es una expresión tangible de la filosofía lagom.

(…)

GUILLERMO OLIVETO
"La utopía de una masiva clase media argentina"
(la nación, 19.02.18)

19.2.18

escalera de palabras

bbc mundo

(…)

No solo escribió “Jabberwocky” —el poema sin sentido por excelencia que apareció en “Alicia a través del espejo” (1871)—, el autor Lewis Carroll también es el cerebro detrás de la escalera de palabras.

El ejercicio de ingenio comienza con dos palabras, y para resolver el rompecabezas uno debe hacer una cadena de otras palabras hasta unir las dos.

Todas las palabras adyacentes difieren por solo una letra entre ellas.

Ejemplos clásicos son:

  • casa-cosa-coso-cojo-rojo
  • sol-sal-mal-mar
  • luna-lona-loca-foca

Carroll dijo que inventó el juego el día de Navidad de 1877, mencionándolo por primera vez en su diario al año siguiente. En 1879 publicó una serie de acertijos y soluciones en la revista Vanity Fair y más tarde se convirtió en un libro.

Ahora su creación es un incondicional en libros de acertijos y periódicos.
También creó “Palabras-maleta”: la creación de palabras nuevas a partir de la yuxtaposición de dos o más términos, como “cenora”: hora de la cena.

(bbc mundo, 18.02.18)

17.2.18

reporte de noticias: mediados de febrero

Picadita de noticias para este febrero que se nos escurre de las manos.


“De 1810 a 2018: las huellas de la Buenos Aires antigua que perduran en la actualidad”
(clarín, 13.02.18)
https://www.clarin.com/ciudades/1810-2018-huellas-buenos-aires-antigua-perduran-actualidad_0_S1AIi628M.html


“Timidez: historia de un malentendido (con modestas soluciones)”
(el país, 13.02.18)
https://elpais.com/cultura/2018/02/13/actualidad/1518536807_999485.html


“La misteriosa medusa de apenas dos centímetros que puede vivir para siempre, según los científicos”
(bbc mundo, 13.02.18)
http://www.bbc.com/mundo/noticias-43037723


“Por qué el descubrimiento de que todos los cítricos del mundo provienen de los mismos árboles en Asia es una gran noticia para los amantes de esas frutas”
(bbc mundo, 12.02.18)
http://www.bbc.com/mundo/noticias-43032882


“Facundo Quiroga, la leyenda del caudillo que fue enterrado de pie”
(infobae, 16.02.18)
https://www.infobae.com/america/mundo/2018/02/15/expertos-temen-una-pronta-catastrofe-masiva-debido-a-los-recientes-movimientos-de-placas-en-el-anillo-de-fuego/


“El aguerrido (o loco) oficial inglés que combatió contra los nazis con un arco y una espada”
(abc, 16.02.18)
http://www.abc.es/historia/abci-aguerrido-o-loco-oficial-ingles-combatio-contra-nazis-arco-y-espada-201802160118_noticia.html


“«Conan», el ser vivo que sobreviviría a un holocausto nuclear mejor que las cucarachas”
(abc, 16.02.18)
http://www.abc.es/ciencia/abci-conan-vivo-sobreviviria-holocausto-nuclear-mejor-cucarachas-201802152102_noticia.html


“Descubren una ciudad milenaria en México con tantos edificios como Manhattan”
(abc, 16.02.18)
http://www.abc.es/cultura/abci-descubren-ciudad-milenaria-mexico-tantos-edificios-como-manhattan-201802161056_noticia.html


“El 'monstruo' (francés y con mucho arte) de las checas de Barcelona”
(el mundo, 16.02.18)
http://www.elmundo.es/cronica/2018/02/16/5a8098abca4741de238b460c.html


“Tennessee Williams: ‘Me importa una mierda cómo Big Mama se tome las putas noticias’”
(el mundo, 16.02.18)
http://www.elmundo.es/cultura/literatura/2018/02/16/5a86bce322601dd90c8b465a.html


“Una nueva contaminación emerge sobre la del tráfico en las ciudades”
(el país, 16.02.18)
https://elpais.com/elpais/2018/02/15/ciencia/1518717373_620060.html


“Reseña: ‘Lady Bird’ es perfección en la pantalla grande”
(nytimes es, 14.02.18)
https://www.nytimes.com/es/2018/02/14/resena-lady-bird-saoirse-ronan/?rref=collection%2Fsectioncollection%2Fnyt-es


“Interactivo: ¿Qué países pueden
lanzar un misil a todo el mundo?”

(nytimes es, 14.02.18)
https://www.nytimes.com/es/interactive/misiles-corea-norte-proliferacion/?rref=collection%2Fsectioncollection%2Fnyt-es


“¿Cuál es la mejor foto de 2017?”
(nytimes es, 15.02.18)
https://www.nytimes.com/es/2018/02/15/world-press-photo-2017/?action=click&clickSource=inicio&contentPlacement=4&module=toppers&region=rank&pgtype=Homepage


“El investigador que logró la imposible tarea de fotografiar un minúsculo átomo con una cámara estándar”
(bbc mundo, 15.02.18)
http://www.bbc.com/mundo/noticias-43073262


“Cómo es la supermadera, el material tan resistente que puede usarse en lugar del acero”
(bbc mundo, 15.02.18)
http://www.bbc.com/mundo/noticias-43073561


“Las impactantes imágenes ganadoras del concurso Fotógrafo Submarino del Año 2018”
(bbc mundo, 15.02.18)
http://www.bbc.com/mundo/noticias-43073261


“Molly Amazonas: el pez asexuado que vive en México y Estados Unidos y pone en entredicho a un Nobel de Medicina”
(bbc mundo, 14.02.18)
http://www.bbc.com/mundo/noticias-43056728


“Cómo era el verdadero rostro de San Valentín, según la ciencia”
(bbc mundo, 14.02.18)
http://www.bbc.com/mundo/noticias-43046202


“5Pointz, la "capilla sixtina" del grafiti en Nueva York que fue demolida y por la que un grupo de artistas recibirá US$6,7 millones de indemnización”
(bbc mundo, 15.02.18)
http://www.bbc.com/mundo/noticias-43070893


“James Turrell, una experiencia abrumadora”
(ñ, 07.02.18)
https://www.clarin.com/revista-enie/arte/james-turrell-experiencia-abrumadora_0_HyOjFxKIf.html

16.2.18

caño 14

clarín

(…)

…la conjunción de la palabra Caño y el número 14 sirve para evocar un lugar que, en Buenos Aires y durante casi 25 años, figuró en forma exitosa como “La catedral del tango”.

(…)

Todo empezó a gestarse a principios de 1962, una época en la que el tango no tenía esa imagen de música popularmente arrolladora de la década de 1940 y buena parte de la de 1950. Justamente por eso casi no había lugares para disfrutar un buen espectáculo con esos sonidos. Pero en ese momento hubo un músico que vio la posibilidad de hacer algo al respecto: era el pianista Atilio Stampone. Asociado con su amigo Vicente Fiasché, quien también acercó a su amigo Rinaldo Martino (famoso ex jugador del San Lorenzo, campeón de 1946 y luego de otros equipos) pensó en crear ese espacio.

El mismo Stampone fue quien contó la historia. Dijo que antes de largarse, consultaron a Aníbal Troilo, ya consagrado como “el bandoneón mayor de Buenos Aires”. Y recordó que el gran Gordo prometió su apoyo al proyecto (“Juéguense y cuenten conmigo totalmente”, afirmó) pero advirtió: “Lo más probable es que terminemos todos fundidos y tengamos que irnos a vivir a los caños”. Ahí fue que alguien, agregando el número, hizo su aporte: “Ya tenemos el nombre del local; se va a llamar Caño 14”. Abrieron en marzo de 1962 en un lugar modesto que estaba en un entrepiso sobre la calle Uruguay, entre Paraguay y Marcelo T. de Alvear.

La capacidad era para apenas unas 50 o 60 personas y las sillas, algo incómodas, eran de madera y paja. La leyenda agrega que la madre de Troilo hacía las empanadas que se vendían allí. En el primer elenco estaban el cuarteto de Troilo, Enrique Mario Francini, Héctor “Chupita” Stamponi, el dúo Horacio Salgán y Ubaldo De Lío y los cantantes Marcelo Paz y Ruth Durante. También siempre hacía su aporte el contrabajista Humberto Pinheiro quien, en la noche de la inauguración, llegó y tocó junto con el pianista Lucio Demare. Todo aquello, como se diría, fue un exitazo súper.

El boca a boca y el prestigio que cobró el local hizo obligatoria la mudanza. Así pasaron a una cuadra del lugar original y llegaron al subsuelo de Talcahuano 975. La capacidad permitía hasta 400 personas. Allí los turistas extranjeros (amplia mayoría) se mezclaban con empresarios, actores y actrices, deportistas y políticos. Dicen que el “combustible” preferido eran los whiskys importados y que cada noche, cuando se cerraba la jornada, los mozos buscaban y coleccionaban las cajitas vacías de los cigarrillos de otros países que quedaban sobre las mesas.

Por supuesto que Troilo y Roberto Grela seguían como figuras. Pero ahora, además, se podía disfrutar de talentosos como Osvaldo Pugliese, Mariano Mores, el Quinteto Real, el sexteto de Francini (con Julio Ahumada y Néstor Marconi en los bandoneones), el Sexteto Tango y el Sexteto Mayor.

El show iba de martes a domingos. Empezaba siempre a las 23 y la presentadora oficial era la locutora Lucía Marcó, esposa de Stampone. Atilio la había conocido cuando ella trabajaba en radio El Mundo, en el famoso Glostora Tango Club. Estuvieron juntos hasta 1998, cuando ella murió.

La lista de cantores no le iba en saga a la de los músicos. Por allí pasaron, entre otros, Edmundo Rivero, Roberto Goyeneche, Alberto Podestá, Virginia Luque, Alba Solís, Raúl Lavié, Nelly Omar, María de la Fuente. Es decir: la Primera A tanguera. Troilo seguía siendo el padrino del local y sobre el escenario, que no estaba muy elevado del piso, se lucían bailando Juan Carlos Copes y María Nieves. Caño 14 cerró en 1986.

Y aunque en 1997 hubo un local en Recoleta que llevaba ese nombre (Stampone había vendido la marca) aquello no fue lo mismo. Mantenía calidad (los directores artísticos eran los bailarines Rodolfo y Gloria Dinzel y el director musical era Marcial Ricardo Ríos) pero no prosperó.

El único hecho triste que registra la historia de Caño 14 ocurrió el 27 de agosto de 1978. Fue cuando Enrique Mario Francini se desplomó sobre el escenario cuando tocaba el tango Nostalgias, junto con su amigo “Chupita” Stamponi en el piano. Quienes corrieron a auxiliarlo cuentan que sus últimas palabras fueron “mi violín, ¿dónde está mi violín?”.

(…)

EDUARDO PARISE
(clarín, 29.11.16)

15.2.18

frases de philip k. dick

wikipedia

No existe una ruta en el laberinto, por el contrario, el laberinto se desplaza, se mueve a la par que tú lo haces porque él tiene vida.

La verdadera medida del Hombre no es su inteligencia o cuán alto llegue. No, la verdadera medida del Hombre es esta: cuán rápido puede responder ante las necesidades de otros y cuánto puede dar de sí mismo a los demás.

La herramienta básica para la manipulación de la realidad es la manipulación de las palabras. Si puedes controlar el significado de las palabras, puedes controlar a la gente que debe usar esas palabras.

La realidad es aquello que, cuando uno deja de creer en ello, no desaparece.

En una guerra civil..., todas las facciones se equivocan. Es inútil poner las cosas en claro. Todos son víctimas.

Nosotros tan sólo tenemos esperanza. Y lo intentamos. En algún otro mundo, posiblemente, será distinto. Mejor. Habrá alternativas claras, buenas y malas.

Darme una nueva idea es como dar a un imbécil un arma cargada, pero te lo agradezco de todos modos, bang, bang.

¿Saben cuál es la verdadera base del poder político? No las armas ni las tropas, sino la habilidad de hacer que los demás hagan lo que uno desea que hagan.

El abuso de las drogas no es una enfermedad, es una decisión, como la decisión de saltar desde un coche en movimiento. No lo llamaría una enfermedad sino un error de juicio.

La diferencia entre un relato corto y una novela reside en lo siguiente: un relato corto puede tratar de un crimen; una novela trata del criminal, y los hechos derivan de una estructura psicológica que, si el escritor conoce su oficio, habrá descrito previamente...Las novelas cumplen una condición que no se encuentra en los relatos cortos: el requisito de que el lector simpatice o se familiarice hasta tal punto con el protagonista que se sienta impulsado a creer que haría lo mismo en sus circunstancias...

Tal vez si sabes que estás loco entonces no lo estás. O finalmente te has vuelto sensato.

Cristo no murió en la cruz para limpiar a los hombres de sus pecados, fue crucificado porque estaban locos.

La elección humana es imposible sin el conocimiento, y la elección adecuada sólo es posible allí donde el conocimiento es completo y está científicamente organizado. Eso es lo que nos diferencia de las bestias.

Llamamos piadosas a las personas que hablan a Dios y locas a aquellas a quienes Dios habla.

Tenemos un montón de goteras en nuestra realidad.
El hombre no contiene al muchacho sino a los hombres que le precedieron.

FUENTES:

https://www.vix.com/es/arte-cultura/178918/las-9-mejores-frases-de-philip-k-dick

http://www.frasesypensamientos.com.ar/autor/philip-dick.html

http://pijamasurf.com/2015/06/top-citas-de-philip-k-dick-que-demuestran-su-inquietante-capacidad-profetica/

https://es.wikiquote.org/wiki/Philip_K._Dick

http://www.pensamientoscelebres.com/autor/philipkdick/